July 26, 2010

DT y la (no tan virgen) Dama de Hierro

Hace unos días recaí en el viejo vicio de asistir a conciertos (del que espero no curarme nunca) para disfrutar de los legendarios Iron Maiden, banda que siempre me gustó y nunca había visto en un escenario. Las entradas, un poco más saladas que de costumbre, pero bueno, era Maiden, y por primera vez en vivo.
Ante un Saddledome bastante lleno, abrió el experimentado Dream Theater, grupo americano que a mi humilde criterio es de lo más virtuoso que se puede encontrar hoy en día, artísticamente hablando, y que tampoco había tenido oportunidad de ver. Hicieron un set corto de menos de una hora, que me puso la piel de gallina (se las dejo picando a los bosteros, con el arco vacío) y que me hizo acordar de por qué me gusta tanto ver bandas en vivo. Portnoy, Petrucci y Cía son desde ese momento mis nuevos ídolos musicales y no puedo esperar a que vengan otra vez a Calgary para ir a verlos. Tan bueno estuvo, que si en ese momento me hubiera ido a mi casa, habría quedado más que satisfecho.
Una pena que no lo haya hecho, ya que Iron Maiden me decepcionó bastante. A juzgar por la reacción del resto del público (que tendría en promedio 1 o 2 años de edad cuando Maiden estaba en su esplendor) el problema fue mío y de muy pocos más. Y después de un par de semanas no se si el recital fue tan malo como pienso, o si mis expectativas eran muy altas ante el combo del siniestro Ed Hunter.

Primero de todo, no sonaron bien, las guitarras eran una bola de ruido y no se distinguían unas de otras. Pero eso se puede perdonar, a veces pasa, especialmente en el Saddledome, que no tiene la mejor acústica.
La actitud de la banda, por otro lado, fue lo que me arrebató la mística. Iron Maiden ya no es un grupo de rock, sino más bien dos entidades separadas. Por un lado está Dickinson, quien apareció vestido como un rapper de los '90 (y moviéndose y bailando como uno) y jamás se acercó al resto de la banda. Como puntos positivos, hay que destacar el excelente estado atlético que posee (se la pasó saltando como un mono por arriba de todos los decorados) y su voz, que sigue siendo un instrumento poderoso.
Más abajo, en el escenario, el resto, que más que leyendas del rock parecían un grupo de viejas veleidosas. Estos muchachos están muy grandes y se les nota, pero a pesar de eso, se comportan como colegialas en busca de atención. Se pasaron más tiempo arreglándose el poco pelo que les queda y posando para el público, que procupándose por la calidad de sus solos, amén de que entre ellos no se miraron o se dirigieron la palabra ni una sola vez. Se ve que a esta altura, el único amor que les queda es por la moneda. Para terminar mi rant, la lista de temas incluyó casi todos los del último disco y no muchos hits, lo que no está bien ni mal, pero seguro que me dejó con las ganas de escuchar canciones como 2 Minutes to Midnight, entre otras.
No se, me habré vuelto quisquilloso, pero para mí fue una gran desilución, me imaginaba otra cosa.
Ahora a esperar hasta Noviembre al gran B.B King, así que después les cuento.

Iron Maiden versión 1985 (2 Minutes to Midnight)

10 comments:

Gabriel said...

Iron Maiden no está entre mis bandas preferidas, pero puedo hacer un paralelismo entre lo que te pasó a vos y mis expectativas cuando fui a ver a Kiss con Santi el año pasado.

Esperaba encontrarme con una situacion parecida, dos viejos gordos (Simmons and Stanley) tocando a media máquina y haciendo lo minimo indispensable, y los otros dos (Thayer y Singer) rompiéndose el alma para tapar los agujeros que los primeros dos dejaban. Digamos que esperaba ver algo a mitad de camino entre una banda tributo y dos viejas glorias robando.

Craso error. Big surpráis. Fue -por afano- el mejor show de Kiss al que yo haya asistido, y por lo que leo de las crónicas de la gira europea, andan mejor aun por estos días. Los cuatro estuvieron enchufadísimos y nos volaron la cabeza tanto a mi como a Santi.

Evidentemente, no para todos funciona la tercera edad en el rock. Iron Maiden debe ser un ejemplo de ello, pero si lo pensas, el Kiss de entre 1998 y 2005 no era muy diferente...

Lindo blog, prometo volver! :-)

El 22 said...

Tal cual, amigo Gabriel (y bienvenido por estos lados! :)
A mi me pasó lo mismo que a vos con Kiss, y la rompieron. Hasta ahora venia con bastante suerte con las bandas "veteranas", muchas de ellas sonando mejor que en otros tiempo (mucho que ver con musicos mas sobrios en todo el espectro de la palabra, supongo) Pero Maiden fue la excepcion, que se le va a hacer.

Lorena said...

Hola Ale

Yo creo que con la edad nos vamos poniendo menos tolerantes.
No quiero decir que estes viejo! Yo me incluyo.

Besos

Anonymous said...

Hola Ale,
Creo que los chicos(es un decir) de Maiden ya no estan para estos trotes, y ademas que de teloneros tenes a Dream Theater que la rompen(individualmente y como grupo).
Igual mi comentario no es justo ya que soy fanatico de DT.

Saludos!!

Walter

El 22 said...

Puede ser, Lore. Pero tené en cuenta que estos "pibes" son mucho mas viejos que yo! Ja, ja.

Coincido, Walter, DT la rompe! Lo curioso es que en general no telonean a nadie, excepto por las 4 bandas de las cuales lo mismos dream theater son fanaticos: Pink Floyd, Metallica, Rush y...Iron Maiden!!!

Rey Cacho said...

Con las bandas de las cuales viví los buenos tiempos, cuando voy a ver un concierto actual, me pasa que me es muy dificil hacerme a la idea de que voy a ver el presente de los tipos y no todo eso que escuché durante años hasta que los pude ver.

Vi a Maiden en vivo en Ferro cuando tenía 19 años, en 1992, con Fear of the Dark recién salidito del horno (me acuerdo de que amigos me regalaron el cassette para mi cumpleaños), e incluso en ese entonces pensaba que no estaba yendo a ver el Maiden que a mi me hubiese gustado. Recién entraba Gers en la guitarra , y tenían quilombos internos. De hecho, al poquito tiempo se fue Dickinson.

Como anécdota, en ese recital llevaron a una banda soporte que creo que se llamaba Thunder o algo así, que tocaban con una onda muy glam y a la gente no le gustó para nada (es cierto que eran unos pedorros). Les tiraron cantidad de cosas y como no se iban, la gente se empezó a sentar en el campo e ignorarlos hasta que se las tomaron.

Por lo menos esta vez DT te salvó las papas.

JorMig said...

Encima esta vez te tocó garpar la entrada?

Jorge said...

Hablando de leyendas perdidas...es bueno que estes de vuelta.
Es respetable la opinion de un conocedor como tú (al menos mas que yo).

El 22 said...

Es cierto Rey Cacho, a veces las expectativas son mas altas que la realidad, pero me ha tocado tambien ver bandas longevas con muy buenas performances, como mencionaba antes, Gabriel. Saludos.

Triste pero cierto, Jormig.

No tan respetable, Jorge, ja, ja.

Ana María López said...

Hola! me encanto su pagina!!

Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

Suerte con su web!
Ana Maria